Blogia
Crecer con la Memoria

Evocación al jefe

Por Lourdes Rey Veitia

 

 Los dos hombres esperan  para rendirle tributo al jefe en las afueras de la Sala Caturla de la Biblioteca Martí de Santa Clara. Están consternados, es perceptible el dolor por la pérdida, pero a pesar de la tristeza lo recuerdan vivo.

Eutimio Yero y Elio Mora formaron parte del Tercer Frente Mario Muñoz  que dirigiera en la Sierra Maestra el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque y evocan el día en que se unieron a esta tropa en Matías, allá en el Oriente cubano, cerca de Baire.

 “Era un hombre afable, pero recto, disciplinado y enérgico. Estábamos convencido de la necesidad de la  lucha y unirnos a su tropa  fue convertirnos en soldados de fila,   hicimos de mensajero, participamos en varios combates  y luego pasamos  la escuela Minas de Frío”.

 Elio, deja escapar una frase  que se mezcla con la nostalgia y los acordes de “La Lupe” que ambientan el recinto, “fue mi primer guía, la primera persona que me enseñó a forjar un ideal”.

 Eutimio apunta: “En el combate era una fiera se batía en una cuarta de tierra, no había nadie más guapo en toda la tropa y confiábamos en su inteligencia militar, en su destreza en el monte, en su capacidad organizativa”.

 Ambos recuerdan como se sorprendieron al verlo, después de terminada la contienda,  cantando. “La primera vez que lo vi con una guitarra fue aquí en Santa Clara, ya jefe del Ejército Central, en la Sierra todo era tan tenso que creo no había tiempo para eso y fue acumulando la inspiración para después. Luego nos hicimos aficionado a sus canciones, fue nuestro jefe en el combate y también el compositor  que siempre queremos escuchar”, afirman y en sus rostros está el dolor por la pérdida y el reconocimiento al hombre que los forjó como revolucionarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres