Blogia
Crecer con la Memoria

Cumple Teatro La Caridad 126 años

 El coliseo, joya de la arquitectura colonial cubana, Monumento Nacional, ha tenido trascendental significado histórico cultural para la ciudad de Santa Clara.

Por Lourdes Rey Veitia

El Teatro La Caridad, una de las joyas de la arquitectura colonial cubana cumple hoy 126 años. El 8 de septiembre de 1885 abrió sus puertas la sobria instalación que fue realizada por iniciativa de Doña Marta Abreu de Estévez, patriota y benefactora de Santa Clara, ciudad ubicada en el centro de la Isla. En diciembre de 1883, el Dr. Don Luis Estévez y Romero, esposo de Marta, tuvo a su cargo las gestiones para la adquisición del terreno, en agosto de 1885 se dio por terminada la obra, proyectada por el Ingeniero Don Herminio Leiva y Aguilera. El teatro presenta una elegante decoración, expresión de los altos valores de la cultura nacional y universal. El cubano Miguel Melero, destacado pintor y profesor de la Escuela de San Alejandro realizó los bustos de Calderón y Echegaray; el ilustre escenógrafo español Miguel Arias laboró en los telones y la escenografía; y la embocadura, y el conjunto escultórico para el frontón, estuvieron a cargo de Bossi. El pintor Filipino Camilo Salaya, graduado de la academia madrileña San Fernando, tuvo a su cargo la decoración del cielo raso y los laterales de la parte superior de la boca escena. En la noche de inauguración actuaron aficionados locales y las crónicas de la época reseñan la satisfacción de Marta y su familia por haber culminado con éxito el edifico, al día siguiente los habitantes de la ciudad y de otros lugares de la provincia agradecieron a Marta y a su esposo la idea. Las ganancias de la institución fueron dedicadas a obras caritativas, De ahí el nombre del coliseo, razón también por la que se escoge el día de la patrona de Cuba (Virgen de la Caridad del Cobre) para inaugurarlo. Varios proceso de restauración se le han realizado al teatro, el más reciente terminado hace a penas dos años. Obras similares existían en nuestra Isla con anterioridad: El Teatro de la Marina en Santiago de Cuba (1823), El Brunet en Trinidad (1840), El Principal de Camagüey (1850), el Sauto de Matanzas (1863), y posteriormente, en 1890, se erigió el Terry en Cienfuegos. Esta edificación, Monumento Nacional, ha tenido trascendental significado histórico cultural para esta ciudad, ha sido una de las plazas culturales más relevantes del quehacer artístico de Santa Clara y de Cuba, en él han actuado prestigiosas compañías y artistas tanto internacionales como nacionales. La majestuosa instalación ha sido testigo permanente del desarrollo de la villa, del quehacer de músicos, bailarines, actores dramáticos y artistas plásticos, tanto aficionados como profesionales y seguirá siendo la prueba de la idiosincrasia de un pueblo, donde se perpetúa también la memoria de Doña Marta Abreu de Estévez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres