Blogia
Crecer con la Memoria

La magia de Chávez inspira

 

 

Dos cuadros con los rostros de Bolívar y Chávez, obras  de la artista plástica villaclareña Adela Suárez, presiden  la  entrada de la Biblioteca  Provincial Martí

 

 Por Lourdes Rey Veitia

 

Los que llegan a rendir tributo al Comandante Hugo Chávez  Frías en la Biblioteca Provincial  Martí, de Santa Clara, descubren con la mirada dos obras de la artista plástica  villaclareña Adela Suárez 

Son los rostros de Bolívar y Chávez.

El cuadro del Libertador de América tiene varios años. Fue hecho por Adela ante la posible segunda visita de Chávez a Villa Clara., el cual sería un obsequio para el mandatario. Es el rostro enérgicamente dulce del  Bolívar que ha llegado a nosotros,  el guerrero elegante y firme que conocemos.

El de Chávez tiene una historia  muy cercana. Está casi sin reposar.

Confiesa Adela que escuchando la noticia del fallecimiento del mandatario venezolano  quedó conmovida. Poco después las autoridades de la provincia le expresan la posibilidad de que un rostro del Presidente venezolano estuviera a la entrada de la biblioteca junto al ya existente de Bolívar, simbolismo que se ensancha al llevar esta institución cultural el nombre del Apóstol.

Adela no dudó en emprender la idea ni pensó en la premura. Solo creyó que debía hacerlo. Tomó sus pinceles, midió el lienzo, buscó fotos del líder venezolano, estuvo horas mirándolas…De pronto, casi sin explicárselo, empezó a pintar.

En su casa el silencio era absoluto, un aire cautivador se empeñaba en hacerla crear. Sabe que pintó con cariño, una extraña satisfacción se apoderaba de ella. Al principio le invadía la tristeza, luego la tristeza dio paso a la fuerza, de ahí a la creación… Así estuvo toda la madrugada acompañada del espíritu de Chávez.

Asegura Adela que confió, para terminar el cuadro, en la magia de Chávez,  que en ella encontró inspiración y  que solo se propuso que fuera él, no había otra pretensión mayor.

“Cuando lo miras se sabe que es él: algo más triste porque se nos ha ido, más serio  que de costumbre porque no quería abandonar su obra, pero  reflexivo como cuando volcaba para  Nuestra América su fuerza esperanzadora”, afirmó la artista.

 

 Adela Suárez González es miembro de la UNEAC desde 1984. Ha participado en numerosas exposiciones y salones, tanto en Cuba, como en el extranjero, ha recibido múltiples premios y condecoraciones por su obra plástica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres