Blogia
Crecer con la Memoria

Hidroenergía de altos quilates

 

A la unidad empresarial de base Hidroenergía Manicaragua le fue otorgada la condición de vanguardia nacional.

Por Lourdes Rey Veitia

 

La unidad empresarial de base (UEB) Hidroenergía Manicaragua tiene record de generación en este año -35 mil MWh- lo que representa alrededor de 15 mil toneladas de combustible ahorradas al país. En los últimos doce años -que coinciden con el período en que Villa Clara ha resultado destacada en la emulación moncadista- han ahorrado120 mil toneladas y dejado de emitir al medio ambiente 400 mil toneladas de dióxido de carbono.

Son 14 instalaciones que generan energía a partir de un recurso natural – agua- de ellas 8 están conectadas al sistema electroenergético nacional (SEN), incluyendo la hidroeléctrica Hanabanilla que tiene la función de estabilizar la frecuencia de dicho sistema cuando es necesario.

El ingeniero Wilfredo López, director de entidad, explica que a ella pertenecen instalaciones de las provincias de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, aunque su núcleo se encuentra en el municipio villaclareño de Manicaragua.

“El 100% de estas entidades están en pleno funcionamiento. Las instaladas de forma aislada suministran energía a 270 familias, con lo que se benefician más de mil habitantes en la región, además de objetivos económicos y de servicio”.

Dicha UEB cuenta con un taller de reparaciones que es reconocido a nivel nacional y un autoconsumo que es de referencia.

Luís de la Caridad, el operador de Bermejo

Ubicada en lo más intrincado de la geografía del macizo montañoso de Guamuhaya, en el Escambray villaclareño, allá en Bermejo, donde las nubes y la montaña se unen, hay una minihidroeléctrica que opera Luís de la Caridad Turiño con la que mantiene servicio eléctrico a la zona.

“Opero la máquina desde hace veinte años y sé que las familias me lo agradecen, la escuelas también, sobre todo ahora que los niños tiene computadoras y deben aprender con videos y materiales que si no existiera la minihidroelétrica nada se alumbrara aquí en lo más elevado de este lomerío”, afirma Luís quien se sabe una persona importante para que su comunidad tenga una vida activa.

Luís de la Caridad habla de su minihidroeléctrica con fervor, como quien quiere guardar para sí un pedazo que es suyo y de todos a la vez; “tengo que estar al tanto de que el engranaje de este equipo este siempre listo, en óptimas condiciones y no ocurran desperfectos, además de la limpieza del área”, dice.

 Juan Miguel y Ricardo, innovadores

Juan Miguel y Ricardo son hombres imaginativos de los que no se vencen. Pensando un día encontraron una solución a los bujes de las bombas sumergibles de las minihidroeléctricas que estaban deteriorándose con el material que más ha abundado por cualquier campo cubano.

“Con aroma, el conocido marabú, empezamos a fabricarlos. Tallamos el centro en nuestros tornos como si fuera un lingote de metal. Esta pieza es de bronce fosfórico, deficitario y caro. Había que encontrar una solución con material duro y casi como en jarana lo hicimos y fue eficaz. Luego lo ajustamos con las medidas que lleva y el resultado ha sido que duran más de dos años”, aclararon.

“El efecto económico es altísimo puesto que de no haberse hallado esta solución las consecuencias hubieran sido paralizar la minihidroelectrica hasta poder adquirir el buje o el bronce para reproducirlo y ello implica por supuesto sustitución de importaciones”, dijeron.

Como Juan Miguel y Ricardo otros trabajadores están incorporados a este movimiento anirista y le han dado prestigio al taller que es considerado el más importante en la fabricación de piezas de repuesto para estas unidades en el país. Entre las líneas que trabajan están los ejes de varios tipos, rodetes para turbinas, acoplamientos para válvulas, enrollado de generadores y motores de bombas sumergibles, la mayoría de sus soluciones se realizan a partir de materiales recuperados.

 Mi centro un huerto

Además de generar energía renovable, recuperar piezas de repuesto son buenos productores agrícolas.

“En el patio de la empresa hay sembrado de “todo”, me dijo Iván Turiño, quien apoyado por dos trabajadores y el esfuerzo del colectivo mantiene un huerto con condimentos y vegetales como pepino, rábano, ajo porro, además de plátano, un guayabal, 500 gallinas, recogen diariamente 9 cartones de huevos además de la cría de cerdos.

 “Esto se utiliza para la alimentación y autoabastecimiento el colectivo. Sale de

nuestro esfuerzo y en un pedazo insignificante de tierra, eso demuestra que si se puede producir alimentos en los centros de trabajo”.

 El estímulo

Dicha entidad recibió de manos de Salvador Valdés Mesa, secretario general de la CTC en el país la bandera de vanguardia nacional, quien reconoció el esfuerzo del colectivo y los exhortó a continuar apoyando el ahorro de todo tipo de recurso y a fomentar la productividad en el trabajo.

Carlos Manuel Pazo, director general de la empresa nacional de hidroenergía, declaró que el país cuenta con 180 instalaciones de este tipo, 31 de ellas conectadas al SEN, que ahorraron el pasado año 40 mil toneladas de combustible. Precisó además que operan con el 95% de disponibilidad y se benefician de este servicio de forma permanente alrededor de 35 mil personas y 500 objetivos económicos y que la empresa villaclareña es ejemplo y referencia.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres