Blogia
Crecer con la Memoria

El Girón de mis poesías

El Girón de mis poesías

Lourdes Rey Veitia

Las acciones de Playa Girón las conocí por documentales, poesías, canciones, por las narraciones de los maestros y las anécdotas de la familia.

Cuando fui creciendo como muchas niñas cubana recité aquel poema del Indio Naborí  que comenzaba con el verso “Nemesia flor carbonera”, una de las poesías más  recogedoras, íntimas y entrañables que hemos repetido los cubanos.  Y lo recitaba, lo digo con orgullo infantil,  con tanto fervor que creía estar en medio de la Cienaga, mirando las ruinas de aquellos zapatos que fueron el sueño de aquella joven y con las balas silbando a mí alrededor.

Pero más que ese poema me gustaba decir “La sangre numerosa”, de Nicolás Guillén. Ese que dice: Cuando con sangre escribe Fidel este soldado que por la Patria muere, no  digáis miserere esa sangre es símbolo de la Patria que vive...

Todavía hoy, a 50 años de aquel acontecimiento,  cuando releo  estas líneas se me saltan las lagrimas y aprieto mi garganta porque imagino el amor  de Eduardo Delgado                      por  Cuba, la fuerza que acumuló para  poder escribir entre  la metralla de las bombas y la cercanía inminente y cierta  de la muerte el nombre del Comandante.

Eduardo García Delgado, fue un joven miliciano que escribió con su sangre el nombre de Fidel en una puerta del recinto en Ciudad Libertad, poco antes de morir tras ser ametrallado por la aviación mercenaria yanqui durante los criminales bombardeos del 15 de abril de 1961.

Guillén captó el instante del heroísmo, lo épico del anonimato, lo entrañable de aquella juventud que lo dio todo por mantener las conquistas  y defender su pueblo, Guillén supo que allí había un héroe y dejó el testimonio para la posteridad.

Girón ha llegado así a mi vida, entre canciones, porque los primeros acordes de “La Victoria” son el símbolo  cultural  de la epopeya,  entre poemas  e imágenes   irrepetibles y únicas de valentía y de horror  por los asesinatos y también de cobardía en los mercenarios que no podían ante la entereza del pueblo. Así está guardada la epopeya  en las memorias de los cubanos, es no tengo dudas la pagina más gloriosa y querida de una historia que se refuerza  y así también entre canciones, poemas y testimonios de mis vecinos, esos  cubanos de  siempre, rememoro a Girón  y se lo hago ver cercano y heroico a mi hija porque con esa hazaña los cubanos fuimos más libres, fuimos más cubanos, fuimos más de America, fuimos más dignos.

 

 Poema

La sangre numerosa


Cuando con sangre escribe
Fidel este soldado que por la Patria
muere, no digáis miserere:
esa sangre es el símbolo de la
Patria que vive.

Cuando su voz en pena,
lengua para expresarse parece que
no halla,
no digáis que se calla,
pues en la pura lengua de la Patria
resuena.

Cuando su cuerpo baja
exánime a la tierra que lo cubre
ambiciosa,
no digáis que reposa,
pues por la Patria en pie
resplandece y trabaja.

Ya nadie habrá que pueda
parar su corazón unido y repartido.
No digáis que se ha ido:
su sangre numerosa junto a la Patria queda

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres