Blogia
Crecer con la Memoria

SANTA CLARA LA CIUDAD DEL CHE

Santa Clara  es la  ciudad del Che. Aunque no nació aquí  lo tiene  como hijo y por sentimiento en ella estan sus restos mortales y su  recuerdo eterno.

Llegó como llegan las leyendas, con el brazo enyesado, su ametralladora al hombro, la barba ensortijada  y con el amor y el triunfo en sus ojos.

 Santa Clara lo esperó por un camino vecinal hasta la Universidad Central donde instaló su primera comandancia  para organizar   la batalla final contra la  tiranía de Batista en diciembre de 1958. Luego otra comandancia  en el edificio de obras públicas daría los toques finales al triunfo  y 30 años después de su muerte la gran comandancia del recuerdo se estableció  en  el Museo Memorial donde se guardan  sus restos y el de 30 combatientes más que lo acompañaron en  su gesta por Sudamérica.

 Pero Santa Clara es el lugar para encontrarse con él. Con su espíritu de vencedor, de hombre cabal. Una foto suya  sirve de talismán a la más humilde casa, varios  murales y monumentos perpetúan el lugar por donde transitó y por donde se  le recuerda intacto y vivo y los artistas de esta villa lo toman de savia y sostén de sus creaciones. Es sencillamente inspiración y energía.

Pero a él se le rinde homenaje en bregar diario. Es Santa Clara la capital  provincial cubana que posee la  mayor esperanza de vida  en la isla, 78 años, y  exhibe una de las de más baja tasa de mortalidad infantil de la nación, para lo cual  cuenta con un sistema de salud consolidado donde sobresale el cardiocentro, hospitales con la más alta tecnología y  subsistemas de urgencia, así como consultorios del médico de la familia.

En ella, el desarrollo industrial tiene cuatro décadas y sobresalen fabricas como la INPUD, Planta Mecánica, SAREX las que fundara cuando fue Ministro de Industria. Otras esferas productivas han avanzado como es la agroalimentaria, la informática Este desarrollo  ha posibilitado la incorporación a nuevos centros laborales  de un importante número de personas, lo que ha logrado que sea  considerada  ciudad con pleno empleo, pues el índice de desocupación es inferior al 3%.

Santa Clara es una ciudad donde se hace la vida envuelta en victoria, y donde existen escuelas de nuevo tipo como la de Trabajadores Sociales  y la  de Instructores de Artes donde se forman  miles de profesionales de ambas ramas de las provincias centrales. Es  una  reconocida plaza cultural, su Teatro la Caridad, el Centro Cultural El Mejunje, el parque, el boulevard   sus editoriales  sustentan una intelectualidad que sobresale  así como un desarrollo  científico y educacional, en el que influye  la Universidad Central, uno de los centros de altos estudios de  más prestigio de Cuba.  

 Es también  la ciudad de varios nombres, Gloriosa Santa Clara, Dos Cayos,  Villa Clara y  finalmente vuelve a  llamársele  Santa Clara. Con sus aceras nuevas y viejas,  sus edificaciones contemporáneas o coloniales va contado su historia y se convierte en el espacio común en que transcurre el tiempo. Ese tiempo que siempre ha tenido espacio para un hombre eterno e interminable que es hijo por sentimiento y entrega: Ernesto Che Guievara, a quien en horas y días como hoy se le recuerda vivo y  desde lo alto de su pedestal se le ve como el mayor de los quijotes, pero con la eterna convicción  que nos indica siempre  donde encontrar las verdades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres