Blogia
Crecer con la Memoria

Premio de conservación

Conservación del Memorial Jesús Menéndez

 Por Lourdes Rey Veitia

 

En la Finca La Palma, ubicada en  municipio villaclareño de Encrucijada donde  viviera parte importante de su vida  el líder obrero Jesús Menéndez,  se conserva de manera intacta uno de los bohíos típicos de la región central, el cual sirvió de vivienda a la familia.

Esta tipología constructiva  está  siendo  protegida por las autoridades de patrimonio en el país puesto  que las mismas  están  en  franco proceso de desaparición.

Dicho inmueble fue restaurado  con el esfuerzo  de los trabajadores de las  empresas azucareras Perucho Figueredo y Abel Santamaría así como la agropecuaria  Emilio Córdova,  como homenaje de recordación al General de las Cañas, en el 60 aniversario de su vil asesinato.

Con motivo de esa fecha se remozó la casa y los alrededores que conforman el sitio histórico. Siguiendo los patrones auténticos se pintó, se asfaltó la acera, colocó cerca nueva, reparó el pozo, se pavimentó la carretera hasta la entrada, se rescató el jardín original y se confeccionó un  logotipo de identificación.

Dichas acciones dieron como resultado  que al sitio se le otorgara el premio provincial de conservación del patrimonio. Dialys Tápanes especialista de la oficina de monumento de Villa Clara  explicó que el premio se concede también  por  la sistemática  labor institucional y la   celebración de actos patrióticos que fomentan los valores culturales e históricos de las nuevas generaciones.

La finca La Palma  es auténticamente cubana como el hombre que la habitó. Humilde como aquello que defendió Menéndez. Fue declarada monumento nacional en  diciembre de 1981, es un bohío de arquitectura vernácula con planta en  forma de T, lo que le da una valía extraordinaria por ser uno de los pocos exponentes que  de esta  tipología  se conserva en la región central del país donde predominaron.

La casa consta de portal  corrido de teja criolla, el resto del inmueble es de techo de guano con puertas y ventanas  sin decoración,  la divide canales para desagüe de agua, posee  letrina. De la cocina se conserva la  campana oriunda, chimenea y fogón de leña así como la tinaja de agua, jícaras y palanganero.

El inmueble actual es una réplica  del original, el cual desapareció en un incendio en julio de 1989; recuperarlo llevó una labor  de investigación  basada en  fotografías, planos  y consulta con los habitantes del lugar.  

Se  suman además valores naturales extraordinarios. La finca tiene  ambiente y paisaje típicos del modo de vida de la familia campesina cubana más humilde, está rodeada de cañas, cocoteros, palmas reales, güira cimarrona, frutales, rosales, plantas medicinales,  un río, y habitan las más disímiles  aves  del campo cubano como el tomeguín, el canario y el sinsonte entre otras.

Este sitio  es  visitado  por los niños y jóvenes del municipio quienes  pueden encontrar la información necesaria sobre la vida y  el quehacer del líder obrero puesto que el museo  tiene una valiosa y completa documentación , fotos, revistas , periódicos y objetos personales. Además  son asiduos los trabajadores azucareros de la provincia, los cincuentenarios del país, los héroes del trabajo de la República de Cuba  y el pueblo  que le rinden  tributo a la figura del  querido líder obrero

Este sitio  llamado Memorial Jesús Menéndez, es una extensión del Museo Azucarero que existe en el propio municipio de Encrucijada, ambos, junto a otras instituciones y lugares relevantes forman un sistema que  conserva el patrimonio  de la que fue la primera  industria cubana.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres