Blogia
Crecer con la Memoria

Todo es naranja en Santa Clara

Martín Saura, sigue diciendo que la victoria tiene color naranja

 

Por Lourdes Rey Veitia

 

Todo en Santa Clara es naranja, tal como el uniforme  del equipo de béisbol de Villa Clara. Naranja son los muros de las azoteas, los bordes de las aceras, los tanques elevados en los edificios.  Naranja es el Sandino.

Todo en esta  ciudad es euforia. Todo es alegría. La ola que hace el público con las manos en alto ante cualquier jugada -incluso sin ella-  impresiona desde el palco de la prensa. Es un ánimo colectivo que llega al terreno repetido en más de 25 mil personas que colman el estadio en un espectáculo que  es por excelencia un hecho cultural.

Naranja y euforia es Villa Clara.

Desde las 3.00 de la tarde se abrieron las puertas del estadio y desde ese  mismo instante  se iba colmando cada grada hasta las inusuales cercanas a la pizarra, también llegaron desde la capital los que custodian y apoyan a los industriales, con el león rugiendo, que ayer  en el parque villaclareño, sacaron pañuelos azules.

La ceremonia se inició con una tabla gimnástica donde participaron estudiantes de las escuelas de iniciación deportiva del territorio, les acompañaba el Rucu Rucu a Santa Clara, banderas, flores, cintas  azules y- por supuesto- naranjas.

Niños, jóvenes, ancianos estaban allí apoyando a ambos equipos que discuten el campeonato nacional de béisbol, aunque la algarabía se iba del lado de los del patio, pero primó el respeto por el contrario.

El himno nacional hizo un alto en la algarabía y los asistentes  entonaran sus notas como símbolo de la identidad que llega desde la Patria hasta el deporte nacional, luego  se dio a conocer que acompañaban a ambos equipos Cristian Jiménez, presidente del Instituto Nacional de Deporte y Recreación de Cuba (INDER) así como  Julio Lima Corzo y Alexander Rodríguez, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia y presidente del gobierno en el territorio, respectivamente y el Comandante del Ejercito rebelde Víctor Bordón Machado.

En un acto de solidaridad y respeto deportivo  Eduardo Martín Saura, director técnico de Villa Clara, le entregó una foto del equipo industriales en la Plaza de la Revolución Ernesto Guevara a Germán Mesa mentor de los azules y Lima Corzo le otorgó el trofeo de campeón Oriental a Martín Saura. Inmediatamente una lluvia de fuegos ratifícales hizo de día el Sandino para después lanzar la primera bola y con ella se inició el encuentro que terminó con victoria naranja. El sandino se estremeció y el Rucu Rucu a Santa Clara tarde en la madrugada se escuchaba por las calles de la ciudad.

 

 Martín Saura, sigue diciendo que la victoria tiene color naranja

Terminado el encuentro Eduardo Martín Saura volvió a expresar que no hay marcha atrás, que la victoria este año es naranja.

“Hemos jugado con el corazón. Ambos conjuntos se portaron muy bien en el terreno, estamos jugando una buena pelota.

“El equipo de Villa Clara está muy cohesionado, muy animado, tiene una disposición de juego excepcional.  Hay hombre que son inspiración, otros que tienen una función muy clara y Fredy Asiel  hizo su papel, los errores son lógicos  en cualquier juego y de ellos se levantan con honor los deportistas”.

“Hoy salimos a buscar la segunda victoria, el que da primero da dos veces y en esa tarea estamos. No nos daremos por vencidos hasta que no tengamos el cetro de campeones de Cuba”, aseguró.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres