Blogia
Crecer con la Memoria

Talleres de lujo para discapacitados

Por: Lourdes Rey Veitia

Desde las más pequeñas producciones de papel como sobres de medicamentos hasta confecciones textiles, puertas de aluminio, tuberías plásticas y conexiones -tanto hidráulicas como eléctricas- que sustituyen importaciones, constituyen opciones de empleo para los discapacitados en la provincia de Villa Clara.

Más de 300 personas con estas características  han  tenido una oferta laboral en los 16 talleres de este tipo con que cuenta el territorio, los que se integran en la empresa de  Producciones Varias que pertenece a su vez al Grupo  Empresarial VICLAR.

En ellos, por las disímiles características de sus operarios, se han implementado sistemas de pagos donde la norma está en  correspondencia con las limitaciones personales, explicó Rogelio Martínez Díaz, director general de VICLAR.

“No es lo mismo un débil visual que un ciego, ni una persona con dificultades en sus extremidades inferiores a otras que le falta una mano, por lo que adecuamos la norma a cada discapacidad, y a   sus condiciones físicas, esto es imprescindible, tiene que ver con la humanización del trabajo”, precisó.

Además apuntó que el objetivo fundamental  es lograr que cada una de estas personas se sienta útil a la sociedad, que sepa que lo que hace es necesario; “y que tenga sentido de pertenencia con su centro. Eso se siente mucho más ahora que se han remodelado los talleres”, aseguró Martínez Díaz.

 Talleres del ALBA

 Fidel Vidal  es un hombre al que la vida le cambió en 1998 cuando sufrió un accidente y se resintió su columna, actualmente es un destacado dirigente sindical que atiende tres talleres del municipio de Quemado de Güines y opta por la medalla “Jesús Menéndez”.

“Estamos contentos, ahora el taller parece un palacio, el ambiente es acogedor, estamos vinculados salarialmente de forma individual, me siento útil. Tener este local nuevo es una bendición, eso se lo debemos al ALBA”, afirmó y en su rostro era perceptible el agradecimiento.

Según manifestó, el reclamo principal en asambleas de afiliados y otras reuniones durante décadas era el deterioro y las pésimas condiciones de trabajo de estas entidades.

Dicho problema ha sido resuelto -casi en su totalidad- en la provincia e incluso en muchos otros territorios del país gracias a los convenios  de colaboración de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

Según informó Jesús Díaz Llarrux, director metodológico del Grupo Nacional de Industrias Locales del MINIL, han sido beneficiados -hasta diciembre pasado - alrededor de 130 talleres en todo el país.

Específicamente por esta vía en la provincia de Villa Clara se  rehabilitaron 15 de estas entidades a partir de la ejecución de  cerca de 137 mil CUC.

“Se mejoró el mobiliario, fueron instalados ventiladores, luminarias y equipos de refrigeración, remodelados los baños, reparados techos, paredes y eliminadas las barreras arquitectónicas. Se le entregaron batas sanitarias a cada operario.  De forma capital se arregló el taller del poblado de Mataguá y el de la ciudad de Caibarién”, explica Edy Robert Sánchez, director general de la empresa provincial  de producciones varias.

Una particularidad de los talleres villaclareños es que cada municipio se ha especializado en una producción líder. Por ejemplo: Caibarién sobresale por la elaboración de pelotas de béisbol, en Camajuaní los guantes de ese mismo deporte se confeccionan a partir de rebajos de la tenería por trabajadores a domicilio y la terminación de estos (armarlos- ponerles cintillos y la almohadilla interior) la realizan en el taller; en Santo Domingo se tejen nets de voleibol y cestos de baloncesto con todas las regulaciones  necesarias.

En Remedios resalta la artesanía popular con elementos naturales,  mientras que en Cifuentes se elaboran paneras y otros objetos de guano y  en Manicaragua se fabrican implementos para las yuntas de bueyes, sombreros y sogas. No obstante se manufacturan otros artículos como colchones, muñecas de trapo, velas, se ensamblan relojes, confecciones textiles, así como la línea de la gráfica  y  la de festejos (gorros de cumpleaños, piñatas, caretas), entre otras. 

La materia prima

Durante años las dificultades con el suministro de las materias primas y con el sistema de pago a los recolectores de semillas y elementos de la naturaleza han entorpecido la estabilidad de estas producciones. No obstante  en Villa Clara parece haberse encontrado una vía de solución.

“Habíamos estado resolviendo a partir de los desechos de las producciones de todas las grandes industrias de la provincia como SAREX, Poligráfico, la textilera, tenerías, pero sin organización. Actualmente hemos creado un plan de entrega con esas entidades para que no quede a la espontaneidad”, afirma Rogelio. Sobre el segundo aspecto señaló que se diseñó una nueva propuesta  de vinculación salarial que está en proceso de aprobación para mejorar a este grupo de obreros vitales para mantener activa la productividad.

“Pero nos quedan muchas potencialidades que explotar, sobre todo locales, en ello estará la mayor diversificación para dejar de hacer solo confecciones de papel, este hay que reservarlo para los discapacitados que no pueden hacer otra cosa” apuntó  el director de VICLAR.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres