Blogia
Crecer con la Memoria

Dan a conocer recursos legales de antiterroristas cubanos

 La Habana, 22 mar (AIN) Un Afidávit (documento legal que sirve como testimonio o declaración jurada ante un tribunal) fue presentado por el antiterrorista cubano Gerardo Hernández, prisionero en EEUU., condenado a doble cadena perpetua más 15 años. A su vez, otro integrante de Los Cinco, Antonio Guerrero, condenado a 21 años y 10 meses de cárcel, presentó un memorando, radicado el tres de marzo de 2011, ante la Corte del Distrito Sur de la Florida para anular la sentencia en su contra, reseña Prensa Latina. En el caso de Gerardo, hizo el afidávit en apoyo a la moción para proscribir, desechar o corregir el juicio y la sentencia 28 U.S.C. 2255, presentada el 14 de junio de 2010. El héroe cubano expone que nunca le fue explicado por la defensa que podía ser posible tener un juicio separado acerca del cargo III, en el que tendría el derecho de testificar en su propio nombre acerca del cargo de conspiración para cometer asesinato. Si hubiera sabido esto -precisa- hubiera insistido en ejercer ese derecho para demostrar qué erróneas eran las interpretaciones que hizo la fiscalía acerca de sus evidencias, y para proporcionarle al jurado el conocimiento de la verdad. Tampoco se le explicó -expuso- que en un juicio separado podría asegurar el testimonio de uno o más de sus codemandados, sin ellos tener que elegir entre incriminarse a si mismos, o negarse a ofrecer una evidencia relevante en el juicio por conspiración para cometer asesinato. Si lo hubiera sabido, reitera, habría testificado sobre ese cargo, en esencia, que antes de los sucesos del 24 de febrero de 1996, y hasta el presente, no sabía ni sabe nada acerca de un presunto plan para derribar una nave aérea de Hermanos al Rescate. Que ninguno de los actos que realizó antes del 24 de febrero de 1996 tenían la intención de ser parte de ningún presunto plan, ni tampoco estaba consciente de que algunas de sus acciones contribuirían a algún presunto plan, si es que este existía. Gerardo reafirma que llegó desarmado a la Florida para prestar un servicio a su país, para contribuir a ponerle fin a la violencia contra su pueblo y, por lo tanto, para salvar vidas. Que sería acusado de conspirar para cometer asesinato fue la cosa más ajena a su pensamiento y su realidad, atestigua el héroe antiterrorista, quien manifiesta la esperanza de que este documento ayude a la Corte en sus esfuerzos por encontrar la verdad y restablecer la justicia. Antonio Guerrero, argumenta a su vez, que la campaña de propaganda del gobierno de EEUU. fue tanto perjudicial como incendiaria, que la mala conducta de las autoridades minó la estructura fundamental del juicio del demandante y las condenas del demandante, y, por lo tanto, afirma que deben ser anuladas. Precisa seguidamente que la mala conducta del gobierno creó una probabilidad inconstitucional de que el demandante se viera privado de un juicio justo. En el memorando explica cómo el gobierno estadounidense, de forma secreta, pagó a periodistas con mucha influencia en la sede del juicio. De hecho, asevera, la selección de los periodistas se basó en su probada efectividad en comunicar el mensaje deseado, a fin de transmitir, disfrazado de periodismo objetivo, un mensaje apoyando los componentes de los argumentos del gobierno en el juicio. Los medios de Prensa financiados por el gobierno inculparon a los acusados, pretendiendo, entre otras cosas, vincularlos con una infinidad de conspiraciones cubanas - ficticias o no - y realzando y o tergiversando la pretendida evidencia contra los acusados, subraya Antonio. Igualmente asegura que el gobierno financió la publicación por los medios de prensa de evidencia perjudicial que la corte de distrito falló como inadmisible, y se refirió a temas relacionados con la selección del jurado, incluyendo la omisión estratégica de las causas de recusación a algunos jurados. A pesar de los firmes esfuerzos por parte de los acusados, aún hay mucho que se desconoce acerca de la total extensión de este programa, pero lo que ha salido a la luz, muestra que los acusados se enfrentaron a un juego amañado por el gobierno de EEUU. argumenta Antonio Guerrero en su memorando para anular su sentencia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres