Blogia
Crecer con la Memoria

Cinco hombres con vocación servir al pueblo

 

 

Durante 35 años cinco villaclareños han sido delegados del Poder Popular,  a ellos los caracteriza  el respeto al pueblo y la abnegación en esta labor

 

 Por Lourdes Rey Veitia

 

Elio Cárdenas, Amado Fe Migueles, Miguel  Mederos, Guillermo Cuellar y José Antonio Area son hombres de bien, de los que han puesto su vida  al servicio de los demás.

Ellos han sido durante 35 años delegados del Poder Popular en sus comunidades en la provincia central cubana de Villa Clara y dicen sentir honor por haber desempeñado esta fundición desde la fundación de este órgano en el país.

Conversar con ellos es  llenarse de optimismo. Es admirable verlos detrás de los problemas y las necesidades de muchos, olvidándose casi siempre de los suyos propios.

Elio asegura que en su circunscripción, en Santa Clara,  solo le falta por hacer una pista de aterrizaje, “aunque en  el vial que acabamos de construir cabe un avión”, dice y en su rostro es visible la satisfacción por el deber cumplido.

Amado por su parte recuerda los días en que agrupó a los campesinos de una de las comunidades del municipio de Remedios  donde lo eligieron y con el tiempo construyó un pueblo con todas las comodidades y servicios.

José Antonio dice estar dispuesto a  continuar en esta labor mientras los electores me sigan eligiendo y cuenta tantas historias como días ha tenido estas tres décadas y medias de bregar y andar junto al Poder Popular.

“Éramos casi niños cuando nos iniciamos en estas funciones, ahora o tenemos canas o ya ni canas. La experiencia, el respeto al elector, hablarle siempre claro y con la verdad por delante  es lo que ha hecho que nos reelijan”, afirma Elio.

Se les ha visto entre ciclones socorriendo a los más necesitados, preocupados por la labor del consultorio médico, la tienda, la escuela, el acueducto, la iluminación de la zona, de una en otra tarea resolviendo las demandas de cada elector ,  también saltando barreras, incomprensiones y hasta insensibilidades incluso. Representando al pueblo que los nomina y elige.

Ellos con su desinteresado y sincero proceder hacen honor a aquella frase martiana de las primeras elecciones del Partido Revolucionario Cubano: “Los representantes, que en esta consagración ven sin duda el premio y deber mayores de su vida, llevarán su carga noble y servirán a su tierra con cuanta humildad y fervor cabe en horas grandiosas en el alma humana”.

En 1976 se constituyó el Poder Popular en Cuba. Con ello se fundó una nueva forma de gobernar en la Isla. Hombres y mujeres  como Elio, Miguel, Amado, Guillermo y José Antonio desde  sus barrios, y representado a los vecinos en los órganos locales del Poder Popular han laborado incansablemente y son ejemplos de la democracia que ha fundado la nación.


 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres