Blogia
Crecer con la Memoria

Hombres de honor probado

Félix, Ayán y los Cinco Héroes son una misma historia

 

Por Lourdes Rey Veitia

“Aun sigue en pie  la idea de Fidel  de que una Revolución vale en la medida que sea capaz de defenderse. Teníamos en aquel entonces que aprovechar nuestra inteligencia natural porque los revolucionarios poseíamos, en la mayoría de los casos,  un bajo nivel de escolaridad, pero había que encontrar la forma de contrarrestar las agresiones”.

 Así me habló Noel Salas un hombre que  con más de siete décadas de vida,   cincuenta de esos  años dentro de los órganos de la Seguridad del Estado,  como  el agente Ayán, convivió con las bandas  de bandidos que cometieron crímenes horrendos en Pinar del Río y  en  la región central de Cuba.

Noel estuvo  también infiltrado en el enemigo hasta la década de los 80 e impidió con su accionar atentados y  actos terroristas en la Isla.

Con sus ojos azules  este hombre  cuenta su historia de  más de veinte años  dentro  de  las prisiones cubanas  entre  asesinos y contrarrevolucionarios para ayudar a la Revolución ; “solo por  convicción uno lleva esa vida de limitaciones, de penurias y de soledad” , expresó y en sus palabras estaba la satisfacción por el deber cumplido.

 Junto a él, en el acto por el cincuenta aniversario de la fundación de los Órganos de la Seguridad del  Estado Cubano en la provincia de Villa Clara , se encontraba también  el exagente Félix, quien con su esposa impidió que  Posada Carriles y terroristas miamenses  volaran el monumento al Che en la ciudad de Santa Clara.

“Teníamos que hacer todo, hasta dar nuestras vidas,  el Che tenía que seguir allí en lo más alto  de su monumento  enseñándole al mundo la verdad de sus ideas, nosotros lo impedimos y lo volveríamos a hacer si fuera necesario”, afirmó convencido.

 A ambos  durante la ceremonia se les entregaron reconocimientos del pueblo  y  de las organizaciones políticas y de masas del territorio y se reconoció también la labor de los que llevan más de  dos décadas defendiendo nuestro proyecto social.

Estos dos exagentes, como otros miles  han estado obligados a guardar silencio durante años, han ocultado  sus verdaderas identidades y sus convicciones. Muchos otros hoy tienen misiones similares y las tendrán mientras  Cuba este acosada.

Muchos hombres como ellos  están luchando dentro y fuera de Cuba, tal como lo hicieron René, Ramón, Gerardo, Fernando  y Antonio , los cinco cubanos presos en cárceles estadounidense por combatir el terrorismo que desde hace   cinco décadas golpea al pueblo cubano.

Esta es una necesidad  y es una labor heroica y anónima, riesgosa, pero  ha permitido la supervivencia de la Revolución. Con esta labor  pudo destruirse el bandidísimo,  se enfrentaron planes  de la CIA y preservó la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro y otros líderes.
Este órgano que  cumplió cincuenta años,  nació  solo tres  meses después del triunfo del primero de enero,  pero la  Seguridad del Estado ha crecido, hoy es un cuerpo  donde se  une la inteligencia,  la audacia, la sabiduría del los mejores hombres y mujeres del pueblo y contradictoriamente mientras en otros lugares del mundo los órganos de la seguridad de los estados son vistos como una estructura para la represión y la tortura en  Cuba tiene la misión de salvaguardar  junto con el pueblo el porvenir de la sociedad, su emancipación, y la preservación del Socialismo.

Nuestros Cinco Héroes, tal  como Félix, Ayán  y otros anónimos, son una misma historia: símbolos  de resistencia, hombres  de una estirpe superior,  patriotas íntegros, de honor probado que desde  la  madriguera del imperialismo han combatido   por hacer  que nuestros días crezcan y que cada cubano pueda seguir diciendo que  nos esperan siempre nuevas victorias.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres