Blogia
Crecer con la Memoria

Golpe de Estado, ese es el nombre

Por Lourdes Rey Veitia

 

Atónita he visto imágenes, escuchado declaraciones.

Golpe de Estado, no es otro el nombre. Manuel Zelaya, presidente de Honduras ha sido brutalmente despojado de sus puesto como mandatario, cuando esta madrugada fue atacado en su residencia.

A Manuel Zelaya  se le ve preocupado,  aunque mucho más sedado de lo que  yo esperaba, pero se le  siente firme.  Creo que la  fortaleza moral lo protege.

 Hay razones  incuestionables: Es el presidente constitucional de Hondura, elegido de manera democrática y con el respaldo  popular. Por un pueblo que no quiso ser más lacayo y servil  y que decidió  unirse a los nuevos aires de Nuestra América.

En esta hora hay que aplaudir al continente, ese  del que habló Martí y que fundó Bolívar porque ha estado a su lado.

La oligarquía  de América, aferrada al neoliberalismo  no puede  soportar que América se levante y  donde hay hendijas de debilidad actúa con campañas mediáticas.  En este caso  la altanería y la arrogancia  que  se asume cuando la mentira  se quiere imponer,  han hecho un acto  ilegítimo, imperdonable.

La  simple decisión de querer hacer una consulta popular  los aterró. Es lógico, los aterra siempre el pueblo, su participación… su grandeza, en cambio mientras más se aterran y actúan contra el pueblo latinoamericano, más nos unimos: algo se va haciendo habitual en América Latina y es el compromiso humanista y la integración de todos para defender lo justo.

Los pueblos  han demostrado querer la unidad, quieren el continente propio, sembrado de ideas  unitarias desde el Bravo hasta la Patagonia.

Esos golpistas  están sentenciados al ultimátum, no se les puede reconocer en el poder,  la verdad que  enarbola Manuel Zelaya  es tan cierta que aparentemente no necesita defensa pero no nos podemos callar porque de lo contrario nos  inventan historias, show, montan circos,

Los gobiernos del continente están a su lado, Correa erguido, Evo preciso, Cristina contundente, Zelaya está acompañado y no lo abandonarán América.

Por su parte Cuba está junto a él y lo estará  siempre, de eso no tengo duda,  y creo que en este caso el tiempo es oro, mientras más pronto mejor,  para hacer el proceso  restitutivo menos traumático para el pueblo hondureño, menor incertidumbre, menor confusión, menos muertes …

América sabe de intentos golpistas Allende, el hermano de siempre parece pelear hoy también , Hugo Chávez,  está peleando  por Zelaya, batallando, uniendo voluntades, compulsando tal como  se hizo cuando ocurrieron aquellos acontecimientos hace alrededor de ocho años en Venezuela.

Cuba está  asida a la herencia americana  que nos  convirtió en un pueblo especial y desde donde levantamos las voces y las ideas para hacer que Manuel Zelaya vuelva al poder , TIENE QUE SER RESTITUIDO, no hay otra opción y  tendrán que ser juzgados quienes  fueron los autores intelectuales de este hecho, vergonzoso a estas alturas del siglo XXI.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres