Blogia
Crecer con la Memoria

Canciones a las victorias de un pueblo

Por Lourdes Rey Veitia

 

 

La gala cultural en saludo al aniversario 57 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes fue expresión del talento artístico formado en la provincia de Villa Clara durante las últimas décadas y de los valores culturales que de  este territorio han trascendido a la nación.

El centenario Teatro “La Caridad" -recientemente restaurado en su totalidad-  no necesitó adornos adicionales. Su original y colonial estructura sirvió en su conjunto para mover el elenco entre el escenario, los palco y todo el recinto.  

El Trío Trovarroco, integrado por  Rachit, Maikel y Bacaró,  se destacó por sus cualidades instrumentistas, virtuosismo que parece multiplicar la guitarra en laúd, el tres en clavicordio y el contrabajo en chelo.

Las inolvidables canciones del caibarienense Manuel Corona -Santa Cecilia, Longina y Aurora- crearon un bloque dedicado a  homenajear a la mujer y a la trova  tradicional cubana en las voces de las interpretes María de los Ángeles Santos , Mayelín Pérez y el Trío Palabras.

La música clásica se vistió de gala: los tríos  Raptus y Arte Ego, la Orquesta de Guitarras, la  Sinfónica provincial, dirigida por la joven Irina Toledo, y la de Cámara con el experimentado Rubén Urribarres al frente, mostraron que hay un camino seguro en la provincia en este tipo de manifestación. A esto súmese que el Coro Provincial  interpretó  “Cantos de los Cafetales”, del remediano Alejandro García Caturla, pieza de extremadas complejidades, y   Audinos -único coro de hombres del país- acompañado por la pianista Freyda Anido se distinguió como una agrupación particular.

A su vez el Quinteto Criollo, expresión de la música campesina cubana de altos quilates que se  gesta en esta parte del país y el proyecto Trombotivitis, de la Asociación Hermanos Saíz, marcaron la diferencia estética  y la variedad de género que se cultiva en el territorio. 

De lujo fue el homenaje a José Martí. La musicalización del poema del Apóstol “Dos Patrias” y la excepcional interpretación del mismo  por el dúo de Yanet y Quincoso hizo estremecer en aplausos al auditorio.  Emotivo fue también el recuerdo al Che Guevara. Con el se abrió la gala, fueron los niños de la Banda Infantil de Remedios, dirigidos por el profesor Ramón Olarde, con el Himno del Guerrillero, de Enrique González, quienes pusieron de pie a los presente. Con Guevara concluyó  el espectáculo. La canción ”Batalla de Santa Clara”, interpretada por Gustavo Felipe Remedios, con más de dos décadas de compuesta, parecía renovada al ser acompañada por la Orquesta Sinfónica y todos los cantantes que intervinieron en la velada.

El espectáculo se extendió entonces a las afueras del teatro, -y por todo el centro histórico- cuando tableros de voladores y fuegos artificiales lanzados desde cualquier parte de la urbe iluminaron la noche. Santa Clara miraba al cielo, lo vio estrellarse, vestirse de colores y en los rostros de los que admiraban el acontecimiento estaban resumidas la alegría por las victorias de un pueblo que Siempre está en 26.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres