Blogia
Crecer con la Memoria

El Diputado por Encrucijada

El Diputado por Encrucijada

 El General de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro visitó varios objetivos económicos y sociales del municipio villaclareño de Encrucijada, también le rendía tributo a Abel Santamaría en cada estancia que realizaba a ese territorio.

Lourdes Rey Veitia y Alberto Rivero González

Elegido por el pueblo de Encrucijada -tierra natal de los hermanos Abel y Haydee Santamaría-, el General de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro, fue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular por ese municipio, de la central provincia cubana de Villa Clara. Elio Carratalá, su compañero de escaño en el parlamento y delegado del Consejo Popular El Santo perteneciente a ese territorio, confiesa que el pueblo de Encrucijada lo le recordará siempre de una manera particular. “A pesar de sus múltiples ocupaciones, incluso después de ser designado Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) se le vio visitar varios objetivos económicos y sociales de este territorio”, precisó. Los encrucijadenses lo evocan con el rostro noble, pero recto, preciso y enérgico, con la rara condición de saber decir mucho en breves palabras, era de esos hombres que cuando hablan sentencian porque las verdades se le saltan de los labios. Aun están viva en la memoria de algunos niños, específicamente estudiantes de la escuela primaria Antonio Maceo, la familiar conversación que sostuvo con ellos. Aquel día les habló de su origen humilde y describió la casa donde nació como un “pequeño bohío oriental”. Cuentan que en esa ocasión Julio Casas Regueiro estuvo más locuaz que de costumbre, en sus comentarios rememoró anécdotas de la lucha guerrillera, hizo énfasis en las pocas posibilidades que tuvo para estudiar antes de 1959 y la comparó con grandeza de la Revolución que da oportunidades a todos los infantes sin importar razas, ni credo. Estuvo también en la comunidad Dos amigos, allí se preocupó por el abasto de agua de esa localidad. Visitó asimismo el centro PISPAVON dedicado a la acuicultura y departió con los trabajadores, en una UBPC explicó la necesidad de potenciar el desarrollo de la ceba de toro y con los obreros de la Brigada de la Construcción Unión Norte dialogó sobre la calidad en las construcciones y era evidente en él un pensamiento económico certero. Por su parte, en el poblado El Santo se le rememora con una leve sonrisa y el rostro transparente, mientras apreciaba en la Casa de Cultura de la localidad el desempeño de los parranderos y las manifestaciones artísticas campesinas que son tradicionales en el lugar. Siempre que llegaba a Encrucijada recorría la plaza Abel Santamaría Cuadrado, espontáneamente se hacía silencio mientras le rendía su personal tributo al Héroe del Moncada, en ese instante era perceptible el respeto y la entrañable admiración a esa generación que se inspiró en Martí para conquistar la libertad. Durante la última sesión de la Asamblea Municipal del Poder Popular de Encrucijada, hace a penas pocas semanas, intervino para reflexionar sobre problemas medulares relacionados con la corrupción, el delito y alertar sobre lo dañino de estas manifestaciones. Dejaba así su impronta inolvidable, sus vivencias eternas, su legado imperecedero… Había enseñado con su ejemplo, lo hizo con la sencillez de los grandes, con la nobleza de los humildes, con la rectitud de los que saben defender las verdades y ser consecuentes con sus convicciones. Encrucijada siente su perdida, tal como sintió la de sus hijos más queridos y le recordará siempre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres