Blogia
Crecer con la Memoria

MARIA MAGDALENA, XIOMARA y JULIA VICTIMAS DEL BLOQUEO

MARIA MAGDALENA, XIOMARA Y JULIA VICTIMAS DEL BLOQUEO
Por Lourdes Rey Veitia

María Magdalena González lleva más des diez días ingresada en el hospital Arnaldo Milián Castro, de Santa Clara debido a una hidrocefalia provocada por un trauma craneal. Su estancia puede prolongarse pues en el país no existe el catete especial que se requiere para el tratamiento de esta enfermedad, el mismo se está localizando para su compra, en varios lugares del mundo.
De lo contrario deberá exponerse a una operación extremadamente riesgosa. De existir en Cuba ese catete María Magdalena solo hubiera estado hospitalizada varias horas.
Por su parte Julia Quesada lleva en la misma institución más de tres semanas por una neurisma cerebrar.
De contarse en la Isla con las técnicas endovasculares que en el mundo se utilizan para estos casos, su estancia hospitalaria fuera mucho menor y los riesgos para su vida serían mínimos, pues se elimina la abertura del cráneo, posibles infecciones y otras complicaciones .
Para Xiomara Placencia la situación es doblemente complicada. Ella necesariamente debe esperar a que su médico confeccione el implante con el que resolverá su dolencia, a los cuales el país no tiene acceso.
Solo una razón sustenta esta situación: A los cubanos se nos prohíbe, por las medidas que establece el Bloqueo de los Estados Unidos a la Isla, adquirir el catete y los implantes que necesitan María Magdalena y Xiomara y no se nos permite acceder a las tecnologías de avanzadas que deben aplicársele a Julia por el simple echo de que fueron gestadas en ese país.
INTELIGENCIA CONTRA BLOQUEO
“ Estos son solo tres ejemplos de las consecuencias de esas brutales y criminales medidas, pero el profesionalismo, la inteligencia y la audacia de los médicos cubanos saltan esas trabas”, razona el neurocirujano Dr. José Manuel Moya.
“Los implantes y medios de fijación que se colocan en las columnas de los pacientes, son creados por nosotros mismos a partir de pinzas desechables, aceros quirúrgicos, o equipos ortopédicos, los cuales han sido una alternativa de soluciones que no tiene precio porque mejoran la calidad de vida de una persona al devolverle su movilidad y quitarle dolores que en la mayoría de los casos son incompatibles con el ser humano”precisa.
“No son historias son realidades que viven los cubanos, por la decisión del gobierno de los Estados Unidos de mantener bloqueada la Isla y querer deteriorar un sector como la salud pública, donde los avances son notables a nivel mundial. Muy a nuestro favor la supervivencia en nuestras salas aumentan, aclara el especialista.
“Además trabajamos con instrumental antiguo que solo por cuidarlo se tiene. Se buscan alternativas que aunque demoran la recuperación total del paciente resultan efectivas. Ese es el caso de los citostáticos los cuales son muy deficitarios. Cuando eso sucede, y es muy a menudo, acudimos a otros medicamentos los que alargan los estadíos hospitalarios y crean otras reacciones adversas algo que resulta inhumano e innecesario”.
“De no existir las condiciones que impone el bloqueo la neurocirugía cubana estuviera entre las más destacadas del mundo, tengamos en cuenta que con los obstáculos actuales logramos hacer milagros”, culminó.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres