Blogia
Crecer con la Memoria

MUSICA CONTRA BLOQUEO

MUSICA CONTRA BLOQUEO MUSICA CONTRA BLOQUEO
POR LOURDES REY VEITIA

Melisa, Rachel, Pablo Alberto, Martha, Leandro, Ismary , Gisell y otros muchos niños que suman más de cien tienen en sus manos el estuche del instrumento musical que están aprendiendo desde hace varias semana. Dicen que huele a juguete, al abrirlo no hablan. Han enmudecido. En sus rostros la alegría es visible, una risa nerviosa los domina. A ellos siempre se les ve feliz, pero quienes los conocen confiesan que esa felicidad se ha duplicado.
Chelos, violines, trompetas, trombones, trompas, fagot, oboes, saxofones, clarinetes, todos de estreno, le dan olor a nuevo a la Escuela Vocacional de Arte “Olga Alonso” , de Villa Clara. Solo quien ve el abejero de estos alumnos puede comprobar lo que vale un niño en Cuba y cuánto destina el Estado al desarrollo del futuro de la Isla.
Un oboe por ejemplo cuesta cerca de tres mil dólares, un fagot supera los cinco mil, ambos son instrumentos sinfónicos exclusivos que se confeccionan a partir de pedidos especiales en países europeos , en su mayoría todos estos instrumentos cuestan cifras superiores a los mil dólares en el mercado internacional.
Un niño de cualquier país del mundo que desea ser músico la familia tiene que proveerlo del instrumento. En cambio los infantes cubanos, siempre que es posible, cuentan con ese beneficio a pesar de las dificultades económicas por las que transita la Isla. Para suministrárselos se buscan múltiples variantes y se realizan disímiles esfuerzos, los que se agudizan por el bloqueo que los Estados Unidos mantiene sobre el país, que ha hecho prácticamente imposible adquirir los mismos de manera masiva por más de dos décadas, cuando se logra gestionar un grupo de ellos se encarecen en más del doble de su precio por trámites en su compra, impuestos, lejanía, etc.
“Este es un envío casi millonario, nuestros alumnos lo han valorado sobremanera , saben que más que un instrumento musical es un obsequio de la Revolución” , explica Félix Toriza, subdirector de música de la institución educacional, quien asegura que la calidad de los mismos es de primera, lo cual facilita el proceso docente y la mejor formación de los futuros artistas.
Félix recuerda días difíciles donde se imponía el talento , la sensibilidad y la vocación. “Desde 1980 no entraban instrumentos a este centro. Los profesores y los padres de los alumnos de la institución buscaron alternativas , adaptaron viejos, reparaban otros, armaban de dos casi sin solución, uno al cual la voluntad y el empeño lo hacían sonar, pero eso sí ni un solo día se dejó de dar clases”, precisa, orgulloso de saber que en la actualidad muchos de los alumnos que han pasado por la escuela son excepcionales músicos que integran distintas agrupaciones de reconocido prestigio nacional e internacional .
“Siempre a las 8.00 en punto de la mañana el toque de silencio y el redoblante que da paso a la bandera se ha realizado en la escuela, incluso con una corneta que pudo haber tocado una carga al machete. Durante estos años, nada nos ha detenido , ni carencias, ni bloqueo ,” aclara.
“Para que estos instrumentos llegaran a nuestros alumnos se han saltado barreras y obstáculos una de ellas fue romper el bloqueo, ese que también rompemos con nuestra música y nuestra sensibilidad”
Yaniris, quien durante dos años no tuvo oboe, sabe lo que significa poseerlo. “Estoy muy contenta, me puse nerviosa cuando me lo entregaron. Es de una excelente marca. Tengo que sacarle música, hacerlo sonar afinado y tan alto como las palmas para que lo oigan del otro lado del mar, esos que fueron los culpables de que yo no lo tuviera durante estos dos años. Este es un regalo único y una posibilidad que solo se da en Cuba”, dijo mientras emboquillaba para luego dejar escuchar las notas de esa canción que es; Cuba que linda es Cuba.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres