Blogia
Crecer con la Memoria

De la urna al centro asistencial

 

Muy temprano una enfermera  ejerció su derecho al sufragio para luego dirigirse a su centro asistencial.

 

 Lourdes Rey Veitia

Tania Polanco  se levantó más temprano que de costumbre.

Con su traje de enfermera llegó hasta el colegio electoral correspondiente. Llevaba en su rostro la paz de quien cumple con dos deberes: ejercer el deber ciudadano y  llegar a tiempo a su labor cotidiana.

“Asistir a las urnas es una obligación con la Patria, con lo que hemos defendido durante años, trabajar es mi  realización personal porque amo mi profesión y debo  atender a mis pacientes”, dijo.

“Ya vote, cumplí con Cuba. Ahora asistiré a los enfermos que esperan por mis cuidados”, afirmó.

A Tania le espera una jornada dura entre la pena y el dolor de los demás, pero dice ir a ella reconfortada porque votó por  hombres y mujeres de excelencia que sabrán hacer avanzar y desarrollar la nación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres